Infosozial

Sudán del Sur: amenaza de hambruna

La amenaza de hambruna en Sudán del Sur se cierne sobre los niños que ya son víctimas de la violencia y el desplazamiento masivo por el con...

La amenaza de hambruna en Sudán del Sur se cierne sobre los niños que ya son víctimas de la violencia y el desplazamiento masivo por el conflicto que se desató en este joven país en diciembre de 2013.



La desnutrición es la principal causa de mortalidad de niños menores de 5 años en los campos de desplazados. De momento, la tasa de mortalidad se mantiene por debajo del nivel de emergencia pero, si no se intensifican los programas nutricionales, 50.000 niños podrían morir de desnutrición en lo que queda de año.

Un millón de niños menores de 5 años necesitarán tratamiento contra la desnutrición aguda. 1 de cada 3 personas no saben cuándo será su próxima comida, y casi 4 millones de personas sufrirán niveles de inseguridad alimentaria graves y de emergencia.

La situación es más extrema aún en los tres estados afectados por el conflicto – Jonglei, Alto Nilo y Unity-, donde, según los datos, entre el 60 y el 75% de la población sufre inseguridad alimentaria grave.

Ayuda a evitar la hambruna en Sudán del Sur


               

El conflicto ha forzado a 1,7 millones de personas a abandonar sus hogares: 1,3 millones se han desplazado a lugares más seguros dentro del país y 442.600 se han refugiado en países vecinos (Etiopía, Kenia, Sudán y Uganda). Más de la mitad de los refugiados y desplazados internos son niños.

Dentro del país, el acceso humanitario sigue estando limitado en algunas zonas. Se han producido enfrentamientos en Bentiu y los combates están retrasando la respuesta humanitaria e impidiendo la llegada de suministros esenciales como el alimento terapéutico para el tratamiento de la desnutrición aguda. También continúan los combates en Ayod (estado de Jonglei) y Nassir (estado del Alto Nilo), y aumenta la tensión en Malakal.
En mayo se produjo un brote de cólera que se ha cobrado 123 vidas, de un total de 5.697 casos. No obstante, la incidencia del brote se ha ido reduciendo en este verano y ya solo permanece abierto un centro de tratamiento del cólera. UNICEF mantiene su trabajo de prevención en las zonas de alto riesgo. 
Por otra parte, más de 9.000 niños han sido reclutados por grupos armados de ambas partes. Miles de niños han sido separados de sus familias, forzados a huir a otras partes de Sudán del Sur o a países vecinos.
SUDÁN DEL SUR: AL BORDE DE LA CATÁSTROFE HUMANITARIA

Actualmente en Sudán del Sur 4 millones de personas –de las cuales 740.000 son menores de 5 años-  viven una situación de inseguridad alimentaria que les coloca en la frontera de la hambruna.
Alrededor de 235.000 niños necesitarán tratamiento contra la desnutrición aguda grave este año, más del doble que el año pasado. Además, unos 675.000 niños necesitarán tratamiento contra la desnutrición aguda moderada. Hasta ahora, debido a  las difíciles condiciones, la comunidad humanitaria solo ha podido alcanzar al 10% de estos niños con el tratamiento que necesitan.
El objetivo de UNICEF es tratar de manera inmediata a más de 150.000 niños menores de cinco años que sufren desnutrición aguda, particularmente en las zonas más remotas que antes eran inaccesibles. Sin embargo, la escasez de fondos supone un reto para dar una respuesta adecuada a esta urgente necesidad.

EL TRABAJO DE UNICEF Y SUS ALIADOS EN SUDÁN DEL SUR

UNICEF trabaja en Sudán del Sur desde 1989, actualmente con un equipo de más de 150 profesionales en las distintas áreas de trabajo. Estamos respondiendo con rapidez a la crisis humanitaria.  
UNICEF, junto con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y otras organizaciones, moviliza equipos multisectoriales (salud, nutrición, agua y saneamiento, educación y protección de la infancia) que trabajan en 21 localidades, llegando a una población de medio millón de personas. 

UNICEF ha logrado entrar en Kaldak, una zona que había permanecido aislada, en el estado de Jonglei. Durante la misión se ha confirmado la crítica situación nutricional de la población desplazada, habiendo detectado 103 niños con desnutrición severa, y 153 con desnutrición moderada, de un total de 921 niños.

Hasta la fecha, se han logrado los siguientes resultados para atender las necesidades urgentes de los niños y familias en Sudán del Sur:

  • Nutrición: un total de 176.000 niños con desnutrición aguda están recibiendo tratamiento. Más de 42.000 de estos niños tienen desnutrición aguda grave. Un 67,5% de los niños se han recuperado tras el tratamiento.  Desde enero se ha examinado el estado nutricional de 643.831 niños, de los que un 12,6% sufría desnutrición aguda moderada y un 6,7%, grave. Ante el riesgo de hambruna, se han distribuido suplementos nutricionales para 70.000 niños menores de cinco años, y cerca de 2 millones de niños han recibido vitamina A.

  • Agua, higiene y saneamiento: Se ha proporcionado agua a 433.650 personas y continúa el suministro de un mínimo de 15 litros/persona/día en los campos y en las zonas con alto número de desplazados. Continúan los trabajos frente al brote de cólera, incluyendo distribución de jabón, cloración de agua y promoción de la higiene. Unas 234.500 personas tienen acceso a un saneamiento adecuado, aunque las fuertes lluvias complican los trabajos, colapsando letrinas y dificultando el acceso a algunas zonas de desplazados. Se está en un ratio de 1 letrina para 72 personas, por debajo del umbral acordado de 1 por cada 50.


  • Salud: UNICEF está trabajando con la OMS en la prevención del ébola en Sudán del Sur, con la construcción de fuentes de agua y letrinas en el aeropuerto de Juba y en el hospital. Se ha vacunado contra el sarampión a 345.433 niños y a 253.075 contra la polio. Además, se han administrado pastillas antiparasitarias a 36.268 niños y se vacunó contra el cólera a 54.200 personas. 


  • Protección: 54.257 niños están participando en actividades de apoyo psicosocial. Los equipos de búsqueda y reunificación familiar han identificado a 5.352 niños que estaban solos: el trabajo que se realiza ha logrado encontrar a familiares de 381 de estos niños, que ya han sido reunificados con sus familias. En los campos de desplazados de Juba y Malakal UNICEF proporciona servicios de prevención y respuesta a la violencia de género, incluyendo apoyo psicosocial, sensibilización y consultas.


  • Educación: en los 3 estados afectados por el conflicto, 48.578 niños pueden participar en actividades educativas y tienen material escolar. 1.020 profesores y 420 miembros de la asociación de padres y profesores han recibido formación en el área psicosocial y construcción de la paz para que puedan responder a las necesidades de los niños en el contexto actual.

SUDÁN DEL SUR: SE NECESITAN FONDOS

El presupuesto de 2014 de UNICEF para atender necesidades humanitarias en Sudán del Sur es de 151,8 millones de dólares. Hasta el momento se ha conseguido menos de la mitad: 72,6 millones. Aún son necesarios otros 79,2 millones.

Ayuda a evitar la hambruna en Sudán del Sur

Fuente: UNICEF


Búsqueda personalizada

Varios

Salud 2280146814733567081

Publicar un comentario en la entrada Comenta

Recibe Infosozial en tu Email

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguidores

Semana

Reciente

Comentarios

Archivos

item